October 10th, 2008

Un grupo de científicos ha revelado que la vida inteligente de otros planetas sería capaz de detectar que la Tierra está habitada si entraran en contacto con una roca de las Islas Orcadas (Escocia).

Noticia original: Physorg (2 de octubre de 2008)

El pedazo de roca, especialmente preparado por la Universidad de Aberdeen, fue lanzado al espacio adosado a una nave espacial rusa, en septiembre del año pasado, como parte integrante de una misión de la Agencia Espacial Europea.

Los estudios de la parte de la roca que sobrevivió al viaje han mostrado que, de haber aterrizado como un meteorito en la superficie de un lejano planeta y de haber sido estudiada por una forma de vida extraterrestre, sus formaciones químicas habrían demostrado que la vida existe en otros planetas.

Los hallazgos desvelan que la información química encontrada en el interior de la roca sobrevivió a los rigurosos procesos de reentrada en la atmósfera de la Tierra, después de estar orbitándola durante doce días. Estos compuestos químicos, que existen en la roca debido a procesos biológicos y que no podrían haberse formado por casualidad, habrían probado la existencia de vida en el planeta desde el que la roca hubiera llegado.

El catedrático John Parnell, de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Universidad de Aberdeen, que lideró el estudio junto a su colega el Dr. Stepehn Borden, presentará sus descubrimientos de la roca que viajó por el espacio en las Jornadas del Observatorio de Edimburgo: “La habitabilidad de nuestra galaxia”, que se celebrará en Edimburgo la semana próxima (N. del T.- Quiere decir la semana del miércoles 8 de octubre).

El catedrático Parnell dijo: “La pieza de roca especialmente preparada de las Islas Orcadas formó parte de la misión no tripulada Foton M3 , dirigida a examinar el comportamiento de la roca al ser expuesta a las temperaturas extremas relacionadas con su reentrada a través de la atmósfera de la Tierra.

”Tres cuartas parte de la roca, que tenía el tamaño de un pastel, se desintegraron durante el experimento. Sin embargo, la cuarta parte que regresó a la Tierra nos demuestra que, si una forma de vida inteligente hubiera contactado con la roca, les habría proporcionado pruebas de que existe vida en otro planeta.

”Si hubieran analizado científicamente la roca, la información química obtenida habría indicado que había restos que alguna forma de vida habría incorporado a la roca, ya que todos esos compuestos químicos no podrían existir o ser creados por casualidad. En este caso, la roca contiene restos de algas primitivas que vivieron en la región de las Islas Orcadas hace unos 400 millones de años. Si encontráramos restos semejantes en un meteorito que llegara de otro mundo, sería tremendamente excitante.

”Se escogió esta roca de las Orcadas por sus robustas cualidades, que la hicieron tener más posibilidades de sobrevivir a las duras condiciones que tuvo que resistir durante la re-entrada a la atmósfera terrestre, y por su rica naturaleza orgánica que le daba una firma química que pudiera ser buscada después del experimento.”

La roca fue lanzada al espacio junto con otros 35 experimentos, de ciencias físicas y de la vida, de la Agencia Espacial Europea.

El catedrático Parnell dijo: “Los hallazgos del experimento nos dicen que deberíamos mirar muy cuidadosamente los meteoritos que desde Marte lleguen a la Tierra, en caso de que muestren signos de cualquier tipo de vida que pudiera haber existido allí alguna vez.

Publicado en Astrobiología | Comments Off on Una roca que viajó por el espacio revela datos sobre la detección de vida en otros planetas
June 12th, 2008

11 de junio de 2008. TUCSON, Arizona- El robot de la NASA Phoenix ha llenado de suelo marciano el primer horno. “Tenemos un horno lleno”, dijo hoy el co-investigador de Phoenix Hill Boynton de la Universidad de Arizona, Tucson. “El llenado del horno llevó 10 segundos: El suelo se movía.”

Fuente:  Página de la NASA de Phoenix

Zanjas en el suelo de Marte por la Phoenix
La Cámara Stereo de la Phoenix tomó esta imagen en Sol 14 (8 de junio de 2008), el decimocuarto día después de su "amartizaje". Muestra dos zanjas escavadas por el Brazo Robótico de la Phoenix. Cédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona/ Universidad A&M de Texas

Boynton dirije el instrumento Analizador Termal de Gas Evolucionado, o TEGA, en la Phoenix. El instrumento tiene 8 pequeños hornos separados para cocer y oler el suelo para evaluar la cantidad de elementos volátiles, como el agua.

El brazo robótico de Phoenix lanzó parte de una cucharada del suelo apelmazado que había extraído de una zanja llamada “Oso Bebé” (Baby Bear). La muestra de suelo se introdujo en el horno número 4 del experimento TEGA el pasado viernes, 6 de junio, lo que ocurrió 12 días después del aterrizaje.

Una tapa cubre cada uno de los ocho hornos de TEGA. La pantalla sirve para evitar que los pedazos se suelo más grandes atasquen la estrecha entrada de cada horno, de modo que las partículas más pequeñas llenen la cavidad del horno, que no es más ancho que la mina de un lápiz. Cada cuenco del TEGA está equipado con un mecanismo de molinillo que hace vibrar la tapa para ayudar a que entren las pequeñas partículas.

Sólo unas pocas partículas atravesaron la entrada cuando la tapa del horno número 4 estuvo vibrando los días 6, 8 y 9 de junio.

Boynton dijo que el horno podría haberse llenado debido al efecto acumulado de las vibracione, o debido a que se produjeran cambios en las propiedades de cohesión de la muestra de suelo a lo largo de todo el tiempo que pasó encima de la tapa de protección.

”Hay algo muy inusual en este suelo, de un lugar de Marte en el que nuna hemos estado antes”, dijo el Investigador Principal de Phoenix, Meter Smith, de la Universidad de Arizona. “Estamos interesados en aprender que tipo de actividad química o mineral ha provocado que las partículas se hayan apelmazado tanto”.

El equipo de Phoenix ha preparado planes para que la Phoenix realice actividades de rociado de suelo marciano sobre el puerto de entrega del Microscopio Óptico de la nave el 12 de junio, y para que tome más imágenes del panorama en color del entorno. 

Publicado en Marte, Sistema solar | Comments Off on La Phoenix ya tiene un horno lleno de suelo marciano
June 1st, 2008
Uno de los primeros cometidos del robot Phoenix , que ha aterrizado esta semana en el planeta rojo, es determinar la salinidad de las muestras que recoja del suelo mediante su brazo robótico. El experimento encargado de esto, el MECA (Microscopy, Electrochemistry, and Conductivity Analyzer o Analizador de Microscopía, Electroquímica y Conductividad) contiene un mini-laboratorio químico con cuatro hornillos del tamaño de una taza de café.
Fuente: Sky and Telescope (Artículo original de Kelly Beatty, publicado el 30 de mayo de 2008)

Ya sabemos que la sal existe en Marte. El rover Spirit encontró pruebas de antiguas fuentes calientes y su gemelo Opportunity identificó sales en las rocas y en los depósitos a lo largo de su camino. Entre tanto, los espectrómentros instalados a bordo de la Mars Odissey y la Mars Express, han encontrado desde la órbita las huellas espectrales de sales a lo ancho de todo el planeta rojo, e incluso algunos meteoritos marcianos contienen sal también.

De modo que, si el agua fluyó en Marte, fue probablemente muy salado. Eso, por sí mismo, no prohibiría la existencia de vida. Los biólogos disponen de una larga lista de entornos en la Tierra que rebosan de organismos halófilos (esto es, que se alimentan de sal). La próxima vez que visite el Gran Lago Salado de Utah o el Mar Muerto en Oriente Próximo, llévese su microscopio.

Paisaje del polo norte de Phoenix
El 27 de mayo de 2008, un “sol” (día marciano) después del aterrizaje, la sonda de la NASA, Phoenix, tomó esta imagen del paisaje mirando al noroeste. El terreno poligonal, también visible desde la órbita, es típico del entorno polar en la Tierra. Pulse aquí para ver una imágen en alta resolución . Crédito: NASA.

Pero hay un punto en el que incluso los organismos más halófilos se rinden. Un trío de científicos ha elaborado un estudio que señala que Marte podría haber sido demasiado salino para que la vida hubiera sobrevivido, e incluso para que llegara a surgir siquiera. Estos resultados, publicados en el semanario Science, muestran que las antiguas salmueras de Marte eran de 10 a 100 veces más salinas que el agua del mar de la Tierra. Y ello sin contar con los sulfatos, que parecen ser el tipo de sales dominantes en Marte.

Para calcular la habitabilidad del suelo de Marte, el investigador de Harvard Nicholas Tosca y sus colegas, asignaron un valor de “actividad del agua” que indica lo apropiada que es una solución para los microorganismos. El H20 puro tiene una capacidad de 1,0, el agua del mar 0,98. Muy pocos halófilos sobreviven por debajo de los 0.85.

En contraste, el equipo de investigadores piensa que las salmueras de la superficie de Marte tuvieron unas “actividades acuáticas” que probablemente estuvieron entre 0,78 y 0,86, hundiéndose hasta 0,5 o 0,6 conforme la evaporación provocaba que las salinas se volvieran más concentradas.

 

La salinidad y la actividad del agua en distintas zonas de Marte
Las salinas que en su día estuvieron presentes en el planeta rojo, fueron mucho más salinas que el agua del mar de nuestros océanos (curva azul), y basándose en pruebas químicas de suelos marcianos en Meridiani Planum hechas por el rover Opportunity (curva roja) y en meteoritos marcianos (curva verde).  Esto implica que la “actividad del agua” de Marte -su capacidad de albergar procesos biológicos- era demasiado baja para mantener organismos.
Science / Nicholas Tosca y otros.

El abundante hielo de agua que se piensa que hay debajo de la Phoenix podría ser relativamente puro, ya que se precipitó desde la atmósfera en forma de nieve o escarcha. Pero aún así podría haber presentes grandes cantidades de sales, formando capas, que se habrían depositado entre el hielo al haber transportado las feroces tormentas de polvo pequeñas partículas hacia los polos. Y los valores de la “actividad acuática” caen en picado con las temperaturas por debajo del punto de congelación.

“Deberemos esperar a ver lo que averigua la Phoenix”, advierte Tosca. “Nuestro artículo sólo dice que es necesario saber determinadas cosas sobre la química de Marte para juzgar su habitabilidad”.

Publicado en Marte, Sistema solar | Comments Off on ¿Es Marte demasiado salino para la vida?
  •  

     

  •  

     

  •  

     

     

     

  • Etiquetas

  •  

     

  • Archivo de publicaciones

  •  

     

  •  

     

  • Mapa del sitio

  • ?>