January 7th, 2009

Celso Frade Jiménez, Astrofísico por la UCM y profesor del Colegio Zazuar de Madrid , propone una actividad astronómica muy interesante: emplear un telescopio robótico para tomar fotografías de los cuerpos celestes. Cualquier excusa es buena para promocionar un poco más el gran acontecimiento: la comunidad astronómica mundial está celebrando este 2009 como el Año Internacional de la Astronomía.

¡Empecemos por los colegios!

“2009 – Año Internacional de la Astronomía”

Como muchos lectores ya sabrán, este año 2009 fue declarado el 27 de Octubre de 2006 como el “Año Internacional de la Astronomía” por la Unión Astronómica Internacional (UAI) y por la UNESCO.

Son muchísimas las actividades que se pueden realizar este año para acercarse a este fascinante mundo de la Astronomía o para inculcar en nuestros hijos un cierto interés por la Ciencia, tarea nada sencilla hoy en día. No deberíamos olvidar que la Astronomía es la decana de las Ciencias pues acompaña al ser humano desde que empezó a tener conciencia de su existencia y se preguntó acerca de la naturaleza de los puntos brillantes que día tras día observaba en los cielos. Dichas preguntas motivaron el desarrollo de la cultura y aún hoy nos empuja a seguir escudriñando los secretos de la Naturaleza. Además, hoy en día cuenta con una ventaja frente a otras ciencias, nos muestra imágenes fascinantes que sin necesidad de conocer complejas fórmulas ni leyes físicas, nos permiten contemplar la inmensidad y complejidad del Cosmos.

Puede que muchos crean que la forma de participar se limitará a asistir a conferencias, leer un libro o visitar museos de ciencia. La verdad es que todas las propuestas anteriores son atractivas pero para los que sean un poquito más ambiciosos y aventureros les voy a proponer otra que complementa a las anteriores y que seguro les tienta un poquito más.

¿A quién no le gustaría disponer de tiempo, dinero y un lugar adecuado para poder tener uno de esos estupendos telescopios que alguna vez vemos en folletos, libros, televisión?, ¿Quién no querría realizar con ellos alguna fotografía como las que podemos ver en alguno de los atlas de Astronomía?, ¿Qué cara pondrían los más pequeños si realizamos con ellos una actividad como ésta?

Pues he aquí un estupendo ejemplo:

 

La Gran Galaxia de Andrómeda, M31, por Celso Frade
Imagen de la Galaxia de Andrómeda obtenida y procesada por Celso Frade Jiménez con el
Telescopio Robótico de Bradford.

Preciosa, ¿no es verdad? Pues bien, repartidos por toda la Tierra, hay incontables telescopios apuntando al cielo constantemente pero algunas decenas, permiten a determinados usuarios manejarlos u obtener imágenes del cielo con ellos simplemente disponiendo de una conexión a Internet y sentados cómodamente en nuestras casas sin necesidad de disponer de telescopio, ni de ser expertos en la materia, ni pasar frío durante las observaciones. Uno de los pioneros en lo que a telescopios robóticos se refiere es el Telescopio Robótico de Bradford (propiedad de la Universidad de Bradford). Situado en la isla de Tenerife, permite a aficionados, profesores y estudiantes del Reino Unido, enviarle las propuestas de observación y recibir las imágenes obtenidas para poder después tratarlas. Como el telescopio está situado en territorio español, también nosotros podemos acceder a él de forma gratuita y muy sencilla sin más que registrarnos en su web (http://www.telescope.org).

El único pequeño inconveniente es que la página y documentación está en inglés pero hay muchos usuarios registrados castellanohablantes que utilizan el telescopio y ponen a disposición de los usuarios las imágenes que obtienen.
Eso sí, no dejen de observar el cielo con sus propios ojos, pese a las preciosas imágenes que podemos obtener con los fantásticos equipos modernos, nada es comparable a la sensación de “sobrevolar” la Luna a través de un telescopio o de ver esos diminutos anillos de Saturno. Merece la pena.

Para saber más:

AIA / IYA 2009: Año internacional de la Astronomía
Web de Celso Frade: http://celsofradejimenez.wikispaces.com/imagenesBRT

Celso Frade Jiménez
Astrofísico por la U.C.M. y profesor del Colegio Zazuar

Publicado en Astronomía, Observación y telescopios | Comments Off on Telescopios robóticos para el “Año Internacional de la Astronomía” 2009
December 26th, 2008

Observatorio de Sierra Nevada (foto: IAA)Un equipo de astrofísicos españoles fue el primero en reportar el descubrimiento de 2003 EL61, el quinto planeta enano. El equipo, que trabaja en el Observatorio de Sierra Nevada, pertenece al IAA (Instituto de Astrofísica de Andalucía). Sin embargo, a pesar de ser reconocidos como los legítimos descubridores de este objeto, no fueron tomados en consideración en el momento de nombrarlo.

Pablo Santos, miembro del equipo descubridor que dirige José Luis Ortiz, cuenta en Infoastro la historia de lo que ha sido para él una auténtica pesadilla: descubrir un objeto transneptuniano. En El Segundo Luz hemos publicado un pequeño resumen comentado.

 

ACTUALIZACIÓN: La posición de Michael Brown.

Fuente: Infoastro y otras.

¿Cómo es 2003 EL61?

Es un objeto transneptuniano (esto es, que se encuentra más alejado del Sol que Neptuno) de quizá unos 1600 km. Recorre una lejana y excéntrica órbita que lo lleva desde las 35 Unidades Astronómicas (UA) hasta las 51 UA, por lo que se acerca al Sol más que el mismo Plutón, cuyo perihelio está a sólo 35 UA. Su período de rotación es de sólo 4 horas, por lo que su forma es muy oblonga. Según los datos espectrales recogidos en el Observatorio de Roque de los Muchachos, estaría cubierto principalmente de hielo de agua. (Fuente: Wikipedia )

 

Objetos transneptunianos
Un vistazo a los principales objetos transneptunianos (Wikipedia). Entre
ellos se encuentra Haumea, el cuerpo en litigio.

El descubrimiento

En julio de 2005, Pablo Santos, mientras examinaba imágenes tomadas por Francisco J. Aceituno en marzo de 2003, descubrió un objeto de magnitud 17,5 que aparentaba encontrarse más allá de la órbita de Neptuno. Con ese brillo podría ser, en función de su distancia a la Tierra, incluso más grande que el propio Plutón, por entonces aún considerado planeta.

Descubirmiento de Ataecina (Haumea)
Imágenes en las que se descubrió 2003 EL6
(pulse para ver la animación)

La confirmación

Antes de enviar el informe del objeto al MPC (Minor Planet Center) debían asegurarse de su observación, y consultando Internet encontraron que Michael Brown (descubridor a la postre de Eris y Makemake) estaba a punto de anunciar el descubrimiento de un importante objeto transneptuniano. Pensando que podría tratarse del mismo cuerpo, profundizaron en su búsqueda y vieron que el propio Michael Brown había rastreado varios campos del cielo en busca de objetos de ese tipo, aunque Ortiz y su equipo no llegaron a ninguna conclusión con ello.

Sólo después de consultar más datos del MPC, y siempre basándose en sus observaciones de marzo de 2003 (realizadas por Aceituno), decidieron finalmente enviar el informe preceptivo al MPC, siendo efectivamente los primeros en haber informado de la observación de este objeto. Eso sí, no antes de consultar con el Observatorio Astronómico de Mallorca, en el que Reinner Stoss, haciendo un impresionante trabajo de recuperación de observaciones antiguas, llegó a localizar el objeto en placas del Observatorio de Monte Palomar de 1955.

El MPC recibió, lógicamente, todos estos datos a los que aquí se hace referencia y asignó el descubrimiento de 2003 EL61 al Observatorio de Sierra Nevada, aunque sin mencionar ni a Ortiz, director del grupo, ni al propio Santos, su descubridor, ni a Aceituno, el autor de las primeras observaciones.

Los problemas

Michael Brown, que en un principio los felicitó por su descubrimiento, cambió de actitud al comprobar que él mismo había hecho ya observaciones de este objeto y especialmente cuando vió que el equipo de Sierra Nevada había consultado por Internet sus planes de observación, públicos, por cierto. Según el propio Santos: “Debido a nuestro anuncio, Brown se vió obligado a reportar precipitadamente al MPC otros dos transneptunianos gigantes que había descubierto hacía tiempo y que estaba ocultando a la comunidad científica.”

El derecho, no ejercido, de nomenclatura

A pesar de todo, el equipo de Ortiz fue reconocido como descubridor del objeto. Por ello fue que, en septiembre de 2006, solicitaron que 2003 EL61 recibiera el nombre de la deidad íbera “Ataecina”. Sin embargo la UAI designó al cuerpo transneptuniano como “Haumea”, el nombre que propuso Michael Brown. Todo resulta muy extraño puesto que Brown no es el descubridor reconocido.

Actualización (30 de diciembre): ¿Qué dice Michael Brown?

Brown matiene, no obstante, que en las “búsquedas web” hechas a los datos de sus observaciones se incluía la designación de “K40506A”, y que esos accesos, los únicos hasta el momento que se habían hecho de esos datos, se produjeron sólo 6 días después de que Brown publicara ese nombre en unos “abstract” (resúmenes) de un encuentro de la Unión Astronómica Americana, que se iba a producir en los próximos meses. El reporte sobre el descubrimiento que nos ocupa se envió desde el mismo ordenador que hizo las búsquedas sólo un día después de hacerlas.

Brown reconoce en su “blog” que no se puede demostrar que el equipo de Sierra Nevada utilizara los datos de sus observaciones a los que accedieron, pero sí que dice que pudieron haber servido para rastarear el objeto hacia atrás. Brown se pregunta además por qué no hicieron referencia a esos datos al anunciar su descubrimiento al MPC, ya que sí que los habían mirado. Esto es obligatorio cuando se trabaja en una investigación, se llama “referenciar los datos” y se debe mencionar a los autores de los mismos. En realidad esas referencias también dan más rigor a lo publicado.

Reflexiones varias

Después de explicar todos estos acontecimientos, Pablo Santos finaliza su artículo en un tono inequívocamente amargo:

“En definitiva, parece que de nuevo los poderosos se han salido con la suya y, en este caso, ha podido el peso mediático y político (¡ni en astronomía estamos libres de intrigas políticas!). Lo suyo, puestos a ser justos con ambos grupos, habría sido que la UAI velara por enterrar las enemistades y hubieran elegido un nombre neutral para 2003 EL61. Ni Ataecina, ni Haumea. Pero no ha sido así, y con esta decisión, sesgada y claramente manipulada, parece que, como ocurre a menudo, el pez grande se come al chico.”

Notas personales

Nos da la impresión de que si el equipo del Observatorio de Sierra Nevada hubiera sido apoyado por un grupo más fuerte, las cosas habrían transcurrido de otro modo. Sucede a menudo en este gremio que los grupos colegas no se apoyan sino más bien todo lo contrario. Por otro lado se habla incluso de que Brian Marsden, director del MPC, siente favoritismo por Brown y que por eso se escogió su propuesta y no la de los españoles.

ACTUALIZACIÓN (30 DE DICIEMBRE) Para conocer la verdad sobre este asunto habría que saber si Santos vió el objeto en las imágenes de su observatorio antes o después de consultar la observación de Brown. Como hemos visto (y puede comprobarse en su blog) ni este mismo puede decirlo. Santos, que reconoce que sí que vió esos datos, manifiesta que no vió nada claro que se tratara del mismo objeto. Lo que sí podría reprocharse es que no indicaron nada sobre esa consulta en su reporte al MPC.

En nuestra opinión, y después de leer una gran cantidad de literatura sobre los planetas enanos en diversas publicaciones norteamericanas durante los últimos casi tres años, tanto en Internet como en papel, parece notorio que la decisión de la Unión Astronómica Internacional de sacar a Plutón de la lista de planetas ha creado un enorme malestar en la comunidad astronómica de ese país, o al menos en una parte de ella. Este episodio podría parecer un intento de este sector para obtener una revancha en lo que ellos consideran como una especie de injusticia o agravio: que el único cuerpo del Sistema Solar que podría ser un planeta descubierto por un norteamericano, en realidad nunca lo ha sido.

Enlaces de interés:

Estados Unidos conquista Haumea, por Alfredo Pascual, en ABC.es
Nota de prensa de la UAI sobre el nombre de Haumea
(en inglés)
Los planetas enanos y sus sistemas
(en inglés)
Podemos también seguir este agrio y amargo debate en la página web de Michael Brown (en inglés): Mike Brown’s Planets
Seguimiento electrónico del descubrimiento de 2003 EL61
(en la página del Caltech, en inglés)
“The Case for Pluto, 6 de septiembre de 2006” (En inglés, por Robert Naeye, ahora Editor Jefe de Sky and Telescope, con respecto a las reacciones de un sector de los científicos de los EEUU).

 

Publicado en Planetas enanos, Sistema solar | Comments Off on El Quinto Planeta Enano: ¿Ataecina o Haumea?
December 26th, 2008

Los datos que proporcionó la sonda Deep Impact, que lanzó un proyectil contra el cometa 9P/Tempel 1 hace más de tres años, ofrecen datos que podrían explicar por qué determinados cometas protagonizan estallidos como el del cometa 17/P Holmes en 2007.

Fuente: Sky and Telescope.

La sonda Deep Impact lanzó una bala de cobre de 400 kg sobre el núcleo del cometa 9P/Tempel 1 en 2005, con el fin de estudiar su composición y estructura. Como consecuencia del impacto, surgió un gigantesco penacho de polvo y vapor de agua.

Se estima que el impacto liberó unas 200.000 toneladas de material, aproximadamente 100 veces más de lo que se esperaba por los cálculos. Esto implica que el núcleo del Tempel 1 es menos consistente y más poroso, y que se mantiene unido sólamente por la gravedad y no por las fuerzas de cohesión de su material.

Es más, el impacto podría haber penetrado hasta una capa de agua congelada de hielo no cristalino. Este tipo de hielo es lo que los teóricos esperan encontrar en los cometas que se agregaron a temperaturas de menos de -125º C. El hielo amorfo se convierte rápidamente en hielo cristalino cuando se expone al espacio, proceso que libera una gran cantidad de calor al espacio en el proceso. Este tipo de reacción en cadena podría suponer la clave de los dramáticos estallidos que determinados cometas llegan a protagonizar, como el cometa Holmes (cuyo último estallido fue descubierto por el aficionado J. A. Henríquez) y el McNaught hicieron en 2007.

Publicado en Pequeños cuerpos, Sistema solar | Comments Off on ¿Por qué estalló el cometa P/17 Holmes?
December 24th, 2008

Los astrónomos profesionales piden ayuda a los aficionados una vez más. Esta vez, para localizar ecos de supernovas que se apagaron hace cientos o miles de años y así poderlas estudiar ahora. Mediante los equipos de que disponen hoy en día muchos astrofotógrafos, esto es posible.

Reproducimos un pequeño resumen del artículo explicativo de Doug Wells complementado por otras informaciones relacionadas.

Fuente: How to Hunt for Supernova Fossils in the Milky Way, por Doug Wells, Sky and Telescope, junio de 2008 y otras fuentes diversas.

La teoría

A pesar de que nuestra galaxia está repleta de restos de explosiones de supernova, sólo han sido registradas directamente 5 supernovas galácticas (véase la tabla inferior) y todas hace más de 400 años. Todo lo que sabemos de las supernovas de nuestra galaxia que han sido visibles a simple vista procede de las descripciones de los registros históricos. Podríamos aprender mucho más sobre ellas si pudiéramos medir sus curvas de luz (siguiendo las subidas y bajadas de su brillo) y examinar sus espectros, que son reflejados por las nebulosas al igual que la Luna refleja el espectro del Sol. En la tabla adjunta se reproducen los datos de las supernovas históricas de nuestra galaxia. El estallido que originó la fuente Cas A ocurrió probablemente a finales del siglo XVII.

Se estima que se producen, aproximadamente, dos supernovas en nuestra galaxia cada siglo, de modo que en los últimos 400 años se han debido de producir unos 8 estallidos que habrán quedado, probablemente, ocultos por el velo de gas y polvo que constituye nuestra propia Vía Láctea. De modo que, si se quieren encontrar ecos de supernovas, no se debe buscar sólamente en las inmediaciones de los remanentes de supernova conocidos, sino también en las cercanías del plano de la Vía Láctea (véase más abajo).

Ecos de luz de una supernova
Esquema simplificado de cómo una nebulosa puede reflejar la luz de una explosión de
supernova y producir dos ecos de luz en dos momentos distintos. La fuente de luz y
la Tierra siempre se representan en los focos de una elipse, en estos casos.

 

Ecos de luz

A un eco de luz le lleva más tiempo llegar hasta nosotros que a la luz que viene directamente de la supernova, puesto que el eco lleva un camino más largo. Aunque la luz directa llegara a nosotros hace cientos de años, podemos aún ser capaces de registrar el eco retrasado. Lo único que necesitamos es una nube de polvo interestelar que refleje la luz de la supernova hacia La Tierra de modo que nos llegue mientras tengamos nuestros telescopios apuntando hacia ella.

Dos célebres astrónomos y astrofísicos del siglo XX, Jan Oort y Fritz Zwicky más tarde, fueron los primeros en darse cuenta de las posibilidades de esta nueva área de estudio, aunque fueron Eugène M. Antoniadi y Cammile Flammarion los primeros en observar un fenómeno de este tipo, eso sí, en los ecos de luz de una nova, no de una supernova. Fue en la célebre Nova Persei de 1901.

Nova Persei 1901
Observaciones de los ecos de luz (especialmente donde indica la flecha roja)
de la Nova Persei 1901por Antoniadi, con una separación temporal de 2 meses.
La cuadrícula representa separaciones de 2 minutos de arco.

La técnica

Se necesita tomar imágenes profundas de grandes áreas del cielo con los aumentos suficientes y con una separación en el tiempo de unos meses, para sustraer después las imágenes más recientes de las más antiguas, y buscar retazos de luz que se hayan movido entre ambas exposiciones.

El equipo

El telescopio

Dado el tipo de imágenes que han de tomarse, son necesarios telescopios con la mayor distancia focal (F) posible y además de la menor relación focal que se pueda (f).

La CCD

Es imprescindible una CCD refrigerada, o que al menos pueda operar a una temperatura constante.

Cuantos más niveles de gris pueda distinguir, mejor, ya que han de buscarse diferencias de brillo en el cielo muy sutiles. Por eso no es suficiente con una cámara de 8 bits, sino que es preferible emplear, al menos, una de 12 bit, aunque son mejores, lógicamente, las de 14 y 16 bits. Esta mayor profundidad de bits también asegura una sustracción de imágenes de una mayor calidad.

Es importante, además, que el perfil de brillo de las imágenes (PSF) sea lo más estable posible. En ausencia de turbulencias atmosféricas y con un guiado excelente, el perfil de brillo de las imágenes será determinado exclusivamente por la óptica y será muy similar en noches distintas.

Los filtros

Los ecos de supernova son generalmente más azulados que la luz directa del estallido de la estrella, debido a que los pequeños granos de polvo interestelar relfejan la luz azul con mayor eficiencia que la roja. Por eso los filtros de 700 nanometros  o más se consideran mejores para este cometido, también porque estos filtros mejoran el contraste de las imágenes, al eliminar el resplandor rojizo de nuestra atmósfera.

Pueden ser útiles los filtros nebulares de banda ancha que bloquean la luz roja e infrarroja tanto como la contaminación lumínica y todo tipo de emisiones producidas por el aire.

Debido a que la dispersión de la luz de la Luna es azulada, deberán buscarse noches sin luna.

El programa informático (software)

Las funciones clave del programa que se emplée para analizar las imágenes son:

  • La habilidad para alinear dos imágenes tomadas en noches distintas.
  • La igualación de los PSF (perfiles de brillo) de las imágenes.
  • El ajuste de las diferencias de brillo del cielo.
  • La sustracción de una imagen a la otra.

ISIS. Es gratuito y más fácil de usar gracias a su tutorial. Puede descargarse en http://www2.iap.fr/users/alard/package.html

MaxIM DL. En http://www.cyanogen.com/maxim_main.php

Mira. En http://www.mirametrics.com

En los dos últimos hay que crear los scripts necesarios para cumplir con los requisitos de eficiencia, aunque hay grupos de usuarios en la web que pueden proporcionar una valiosa ayuda.

Qué buscar

Se estima que los ecos más fuertes asociados con las supernovas de Tycho (1572), Kepler (1604) y probablemente con Cas A debería tener una luminosidad de 21,5 magnitudes por segundo cuadrado, comparable con brillo del cielo en una noche sin luna en una zona rural. Wells manifiesta que esto debería ser detectable con los medios de aficionado descritos anteriormente.

En la Gran Nube de Magallanes han sido detectados varias veces los ecos de la supernova 1987 A, visible a simple vista en el verano austral de aquel año. Esos ecos se han venido desplazando entre 10 y 30 segundos de arco por año. Esto quiere decir que se podrían detectar ecos de luz en la Vía Láctea con exposiciones tomadas en un intervalo de dos meses.

Candidatos a ecos de luz

El astrofotógrafo debe plantearse una serie de preguntas, siempre con el fin de asegurarse de que, efectivamente, ha detectado un eco de supernova.

  • ¿Ha mirado montones de imágenes diferentes de modo que está familiarizado con los distintos artefactos que introduce el sistema? ¿Está el objeto móvil cerca del borde de la CCD? ¿Podría deberse a que un poco de luz se ha dispersado en su telescopio o cámara?
  • Si tiene imágenes de más de dos épocas, ¿son los espacios de los supuestos ecos consistentes con un movimiento uniforme? (Deberían serlo). Si la zona objetivo se encuentra en el cielo nocturno, ¿podría tomar otra imagen de confirmación?
  • Si está buscando cerca de la posición de una supernova histórica o de un remanente de joven supernova, ¿está el candidato a eco más lejos del lugar de la explosión en la última imagen que en la primera? (Debería estar).

Dónde buscar

A unos 20º del ecuador galáctico

Como dijimos antes, se estima que en una galaxia como la nuestra, y siempre según los modelos, se deberían estar produciendo unas 2 explosiones de supernova por siglo. Sin embargo no todas son observables desde la Tierra debido a que nos encontramos inmersos en el propio disco de la galaxia, que nos rodea y a la vez nos oculta la mayor parte de la materia de la propia galaxia. Por eso no se ha observado una sola supernova en los últimos 400 años, de todas las que podrían haberse producido dentro de nuestra Vía Láctea.

Así, se recomienda realizar la búsqueda en el área de cielo que se encuentra dentro de unos 20º del ecuador galáctico, porque si bien las nubes de gas y polvo nos estarían ocultando todas esas supernovas que podrían haberse producido en los últimos 400 años (8 supernovas), sí que ha habido tiempo para que la luz haya recorrido la distancia necesaria para que se refleje en las nubes de gas y polvo que se sitúan más separadas del plano fundamental de nuestra galaxia.

Cerca de las supernovas históricas

En la tabla insertada figuran las coordenadas de las 6 supernovas históricas registradas hasta la fecha.

Supernova Constelación Distancia A. R.
Declinación
Tipo
1006 Lupus 7.200 años luz 15h 02,8′ -41º 57′ Ia
1054 Taurus 6.500 años luz 05h 34,6′ +22º 01′ II
1181 Cassiopeia 10.400 años luz 02h 05,6′ +64º 50′ II
1572 Cassiopeia 7.800 años luz 00h 25,1′ +64º 10′ Ia
1604 Ophiuchus 9.500 años luz 17h 30,6′ -21º 29′ ?
Cas A Cassiopeia 11.000 años luz 23h 23,4′ +58º 49′ II

Este mapa nos da una idea de dónde se encuentran las zonas más interesantes para obtener una búsqueda positiva en las inmediaciones de la constelación de Cassiopeia.

Supernovas en Cassiopeia
Regiones óptimas para la búsqueda de ecos de luz en torno a los sitios donde explotaron
tres de nuestras supernovas históricas.

 

En torno a  determinadas radiofuentes

A lo largo del ecuador galáctico existen numerosas radiofuentes compactas, perfectas candidatas a ser remanentes de supernova. Doug Wells se refiere especialmente a G13.9-0.0 (coordenadas: 18h 15′ 36,6″; -16º 52′ 47″) y G14.4-0.0 (coordenadas: 18h 16′ 50,7″; -16º 52′ 47″).

Otros muchos remanentes de supernovas jóvenes se pueden encontrar aquí: “Búsqueda en Google”

Acerca de Doug Welch

Es profesor de Física y Astronomía en la Universidad McMaster de Ontario, Canadá, y un entusiasta de la colaboración entre los astrónomos aficionados y los profesionales.

Espera, emocionado, los correos de las personas interesadas en aportarle imágenes de ecos de supenova, en su dirección de correo electrónico: welch at physics.mcmaster.ca

Su página web en la universidad: http://www.physics.mcmaster.ca/people/faculty/Welch_DL_h.html

Publicado en Evolución Estelar, Observación y telescopios | Comments Off on Ecos de Supernova en la Vía Láctea
November 26th, 2008

Una de las obras más importantes de la Astronomía del Renacimiento, que no había sido traducida al castellano hasta ahora. Edición facsímil de la Editorial San Millán.

Reseña de David Barrado y Navasqués

Para David Barrado, del LAEFF, la traducción de esta gran obra de la Historia de la Astronomía, es trata de un gran acontecimiento. Pero dicho sea de paso, llega a España con unos cuantos siglos de retraso.

En sus propias palabras:

“Solo me resta destacar la actualidad de la obra de Tycho, de su pensamiento. Y nada mejor para ello que reproducir un párrafo de la dedicatoria de la obra al emperador Rodolfo II:

“… Pero lo más importante de cuanto se ha dicho, es que mediante los instrumentos astronómicos las observaciones se hacen en gran cantidad y continuamente día tras día, por lo que para evitar errores, es necesario manejar instrumentos que den resultados aceptables y del todo fiables, a fin de que puedan formularse hipótesis lógicas que, mediante la Geometría puedan ser ordenadas, explicadas y desarrolladas en cantidades continuas y referidas a un movimiento circular y uniforme (que de modo natural las cosas celestes siguen y cumplen siempre sin interrupción) . De igual modo mediante la Aritmética se ha de trabajar en cuanto a las cantidades discretas, para que las revoluciones y los lugares de los cuerpos celestes resulten observados y estudiados en tiempo real.”

Sí, Tycho Brahe, un hombre, un científico que marca el fin del medioevo y el comienzo del pensamiento moderno en la ciencia. Y una obra clave, al fin en español”

 

Tycho Brahe

 

 

 

Publicado en Libros, Libros en castellano | Comments Off on Tycho Brahe: Mecánica de la Astronomía Renovada
November 24th, 2008

Dentro del ciclo de maratones científicos, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología organiza uno dedicado a la Tierra y las Ciencias del Espacio. La cita tiene lugar el 27 de noviembre a las 16:00 h en la sede en Madrid del Museo, en el Paseo de las Delicias, 61.

Tríptico del Museo sobre el maratón .

Teléfono de información: 91 530 31 21

Estas serán las conferencias que se impartirán este próximo jueves.

La evolución del universo: desde el Big Bang a la formación de planetas y de la vida

D. Juan Pérez Mercader. Centro de Astrobiología.
CSIC – INTA

Se expondrán temas relativos a la estructura y propiedades físicas, así como sobre el origen y la evolución temprana de la vida. Se analizará el origen de los sistemas planetarios, incluyendo la formación de planetas, satélites y sus  atmósferas. También se hablará sobre las condiciones que han de cumplirse para que un cuerpo planetario sea habitable.

La formación de estrellas

D. David Barrado y Navascués. Laboratorio de Astrofísica Estelar y Exoplanetas.

Los escenarios propuestos para el nacimiento de estrellas incluyen el colapso y fragmentación de una nube formada por polvo y por gases. La Vía Láctea contiene inmensas nubes de estructuras muy complejas que normalmente se encuentran en equilibrio, pero alguna influencia externa puede alterarlo y provocar que las fuerzas gravitatorias venzan a la presión. Es el inicio de una nueva generación de estrellas.

La formación de moléculas en el espacio

D. José Cernicharo. Laboratorio de Astrofísica Molecular

La química del medio interestelar es muy diferente de la química en la Tierra. Es llamativa la presencia de un gran número de moléculas prebióticas, las más abundantes juegan un papel fundamental en la formación de nuevas estrellas.
Los científicos estudian cómo se puede pasar de moléculas simples de 2 y 3 átomos a otras con más de 200.

Formación de sistemas planetarios

D. Álvaro Giménez Cañete. Director del Centro de Astrobiología, CSIC-INTA

Los astrónomos trabajan en la elaboración de modelos que expliquen la existencia de nuestro Sistema Solar. Tras exponer los principios básicos e estos modelos se plantean las dificultades encontradas al tratar de explicar los sistemas planetarios descubiertos en los últimos años. El objetivo actual es saber si la formación de un
planeta gemelo al nuestro es posible.

Página de Maratones Científicos del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

Publicado en Comunicación de la ciencia | Comments Off on Orígenes: Universo Tierra
November 16th, 2008

{mosimage}

La Sociedad Astronómica Granadina ha preparado una exposición con 42 fotografías astronómicas realizadas por astrónomos amateur. Las fotografías tienen como protagonista ejemplos de todos los tipos de objetos celestes más importantes: la Luna, el Sol, cometas, planetas, galaxias, nebulosas…

La exposición va a exhibirse en diversas localizaciones. Puedes consultar las fechas y lugares concretos para ir a visitarla.

Asímismo, puedes consultar la página web de la exposición donde encontrarás las fotografías que se van a exponer y diversa información sobre las mismas.

 

Veamos una parte de la exposición

Seleccionamos algunas imágenes de la exposición interante que recorrerá la provincia de Granada (textos de la Sociedad Astronómica Granadina)

Corona Solar Durante un Eclipse Total de Sol

Eclipse Total de Sol en Hungría por Alberto López Jimenez
Eclipse Total de Sol en Hungría por Alberto López Jimenez.

En esta composición se puede observar la progresiva ocultación y posterior aparición del Sol durante un eclipse total de Sol.

La fotografía central, tomada en el momento de máxima ocultación muestra la corona solar (invisible normalmente por la gran luminosidad que presenta el Sol). En dicha fotografía se puede apreciar un “arco” en la corona solar. Dicho arco es un artefacto o error de la imagen producido principalmente por un reflejo de la luz dentro del objetivo fotográfico utilizado.

M27 – Nebulosa Dumbbell

Nebulosa del Alterio, por Antonio Román Reche y José de la Higuera
Nebulosa del Halterio, por Antonio Román Reche y José de la Higuera.

Las estrellas, al igual que los seres vivos, nacen, viven un periodo de tiempo y finalmente mueren. Solo las estrellas mucho más grandes que nuestro Sol, acaban sus días explotando en forma de supernova. Sin embargo, las estrellas de una masa algo menor o mayor a nuestra estrella, terminan su vida formando una nebulosa planetaria como la que muestra la fotografía. Estas espectaculares formaciones gaseosas, se producen cuando la estrella agota el hidrogeno (el combustible que las hace brillar a lo largo de toda su vida) y comienzan a fusionar otros elementos más pesados. La estrella se vuelve inestable y expulsa las capas más externas al espacio, formando bellas burbujas de gas quedando el núcleo al desnudo y formándose en el centro de la nebulosa una enana blanca.

Estos objetos son, posiblemente, los más estéticos cuando se observan a través de un telescopio, dada la gran variedad de formas y texturas que presentan cada una de ellas.

Esta fotografía muestra la nebulosa planetaria de Dumbell y es visible con pequeños telescopios o prismáticos en la constelación de Vulpécula.

 

Galaxia del Triángulo, M33

Galaxia del Triángulo, por Ignacio de la Cueva Torregosa
Galaxia del Triángulo, por Ignacio de la Cueva Torregosa.

M33, situada en la constelación del Triángulo, dista de nosotros 3.000.000 de años luz y tiene una magnitud visual de 5,7. Es, junto con M31, de la cual se cree que es una compañera remota unida gravitatoriamente, uno de los miembros del Grupo Local de galaxias. En su interior se haya una de las zonas más grandes de HII (hidrogeno ionizado) conocidas (NGC 604). En la fotografía podemos identificarla como la zona roja arriba a la izquierda. En ella el Telescopio Espacial Hubble a descubierto más de 200 estrellas jóvenes súper masivas.

M33 es el objeto más lejano visible a simple vista y como curiosidad podemos apuntar que originalmente fue catalogado como nebulosa en vez de galaxia.

Nebulosa del Rosetón, NGC 2239

Vista de la Nebulosa Rosetta, por Ignacio de la Cueva Torregosa
Vista de la Nebulosa Rosetta, por Ignacio de la Cueva Torregosa

En esta imagen podemos contemplar un detalle de la nebulosa Roseta, catalogada como NGC 2239. Podemos observar aglomeraciones de polvo de formas caprichosas que absorben la luz emitida por la nebulosa.

Además, en la parte superior izquierda de la imagen podemos contemplar un cúmulo de estrellas jóvenes (NGC 2244) responsable de la menor presencia de polvo y gas estelar en el centro de la nebulosa (la intensa radiación de dichas estrellas ha expulsado el gas de la zona).

 

Cartel de la exposición
Cartel de la exposición
Publicado en Comunicación de la ciencia | Comments Off on Cosmos: Vistas desde la Nave Tierra
November 11th, 2008

Descubierto en 1999 en oscuras circunstancias, este extraño objeto puede ser cualquier cosa menos un instrumento astronómico. Nos basamos principalmente en los contenidos de la conferencia "Sobre Discos, Pirámides, Megalitos y otras Bestias", pronunciada por el Dr. D. César González García, pertenciente al Departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid, en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología. Esta conferencia tuvo lugar el 18 de enero de 2007 en la sala de Juan de Rojas del referido museo.

Enlace al resumen de la conferencia (página del MUNCYT)
Véase "La Astronomía a través del tiempo".

El Segundo Luz agradece al MUNCYT la ayuda presatada.

¿Qué es el Disco de Nebra?

Hallado en Alemania, en 1999, cerca de la ciudad de Nebra, en el estado de Sanchsen-Anhalt. Se trata de un Disco de bronce de 320 mm de diámetro y 2 kg de peso, que fue encontrado, al parecer y según se dice, por unos saqueadores de restos arqueológicos que empleaban un detector de metales. Estos salteadores se lucraron enormente por la venta de otros objetos que encontraron en el mismo yacimiento. Ha sido datado dentro de la cultura Unetize, en la Edad del Bronce, y se expone actualmente en el museo de Halle.

¿Es una representación del cielo?
(No necesariamente)

Este Disco cuenta con una serie de incrustaciones que han dado mucho que hablar desde poco después de que se produjera su descubrimiento. Algunas personas consideran que podría tratarse de la representación del cielo más antigua descubierta hasta la fecha, pero la cosa está bastante menos clara de lo que algunos quisieran creer.

  • El Disco solar. ¿Qué podría ser ese círculo que aparece en el Disco? Se especula con que podría tratarse del sol, aunque no es probable, puesto que en las culturas de la Edad del Bronce los Discos solares llevaban dentro algún tipo de relieve o dibujo, como círculos concéntricos, espirales, etc. ¿Podría ser entonces la luna llena? Tampoco hay consenso al respecto.
  • La media luna. En el Disco se puede observar, a la derecha del círculo antes mencionado, lo que parece ser una media luna. Se trataría de algo poco común en la Edad del Bronce, pero que tampoco es raro, normalmente se han documentado de pequeñas "lúnulas" de finalidad decorativa. Nos encontraríamos aquí con el problema de la fase: de tratarse en efecto de la Luna, que en efecto se puede ver de día, el otro Disco no podría ser el Sol, puesto que en ese caso los cuernos de la Luna deberían apuntar hacia el otro lado.
  • Las estrellas. Es raro representar las estrellas en el arte como círculos. No tienen rayos, que eso sí que es lo habitual.
  • ¿Hay constelaciones? El ojo humano es muy bueno buscando patrones donde no los hay, y así, al tirar al suelo un montón de piedras, seguro que veríamos alguna constelación. Los estudios más rigurosos apuntan a que el autor, al poner todas esas incrustaciones circulares, sólo trataba de llenar los vacios de forma homogenea, sin seguir ningún criterio definido que no fuera este. 
  • Las Pléyades. No existe consenso al respecto. El problema de este asterismo es que es alargado, no redondeado, como aparecería en el Disco de Nebra. En la misma época, los propios babilonios ya lo representaban de forma más bien alargada.
 
Como puede verse, no queda claro que en el Disco aparezcan ni el Sol ni las estrellas, ni muchos menos ninguna constelación ni tan siquiera las Pléyades. Como mucho, podríamos decir que podría aparecer representada la Luna.
 
El disco de Nebra
El Disco de Nebra con algunas indicaciones.

 ¿Es entonces un instrumento astronómico?
(En absoluto)

El arco que aparece a la derecha, cuyo equivalente simétrico parece haberse perdido, tiene una amplitud de 82,5º. A pesar de todo lo que se ha dicho al respecto, ese arco no puede en ningún constituir en ningún caso un instrumento de medición de la posicion del Sol en el momento de su salida o de su puesta. La distancia entre las dos posiciones del Sol en su orto o en su ocaso entre los dos solsticios, es decir, los puntos más alejados entre sí de todo el recorrido del Sol a lo largo del año, no es de 82,5º. Los cálculos serios realizados dicen que el ángulo debería ser de 80,7º. Por ello resulta imposible definir al Disco de Nebra como un instrumento astronómico, ya que en ningún caso tiene la precisión necesaria para emplearlo como mecanismo de predicción, ni tampoco como instrumento para fijar un calendario.

Estos arcos de supuesta orientación este-oeste se prestan a otras explicaciones, como la de una división del mundo en cuatro partes, algo común a otras culturas. Los indígenas skid-panui, de norteamérica tienen una representación similar con arcos este y oeste que representan los resplandores de crepúsculo al amanecer y al atardecer.

¿Hay un bote solar en el Disco?

Un bote o barca solar es aquel o aquella en la que el Sol recorre el cielo de parte a parte, desde un punto de vista místico o mitológico. Podemos decir al respecto, y siempre basándonos en lo que expuso el Dr. González en su conferencia, que resulta muy dudoso que la figura curvada de la parte inferior del Disco lo sea. En centro-europa, donde fue hallado este Disco no hay botes. En esta región se representaba al Sol más bien en un carro solar y no en un bote solar. El bote solar sería algo más bien relacionado con Egipto.

Conclusíón

El apartado de la conferencia que el  Dr. González dedicó al Disco de Nebra terminó, textualmente, con estas palabras:

  • "No es en ningún caso un objeto de precisión, de predicción ni de medida."
  • "Más bien puede ser una representación mítica del Cosmos."
  • "Ya que fue encontrado en un contexto con espadas, con hachas, podría formar parte de un escudo, como una protección mágica de aquel que lo va a llevar."
  • "Esa protección mágica se pediría al Sol, a la Luna,  ral vez a una estrella en particular, por qué no a Venus, es decir, a los entes a los cuáles uno va a pedir protección, deidades…"
  • "Además es un elemento que va a dar prestigio y poder a aquel que lo lleve."
  • "Otra interpretación podría ser que fuera utilizado en rituales chamanísticos, como una representación estética de los objetos que están en él representados y que serían invocados mediante estos rituales."

Enlaces:

Artículo de Wikipedia donde se propone que el Disco de Nebra sea una representación del cielo, o incluso un instrumento astronómico

 

Publicado en Arqueoastronomía, Europa | Comments Off on El disco de Nebra no es un instrumento astronómico
October 15th, 2008

Desde el sureste peninsular español, incluyendo toda la costa mediterránea y Baleares, se podrá observar una ocultación de varias estrellas del cúmulo de las Pléyades, por la Luna.

La fecha: el 13 de noviembre de 2008.
La hora de comienzo del fenómeno: poco antes de las 19:00 Tiempo Universal (TU), 20.00 Hora Local.

La fase de la Luna será de prácticamente llena. A pesar de ello, el brillo de las estrellas principales del cúmulo de las Pléyades será sufieciente como para poder observar el fenómeno.

Las dos estrellas más brillantes que veremos “pasar por detrás” de la Luna son Atlas y Maia

Las Pléyades, o M45

La Luna no pasará por el centro del cúmulo desde ningún lugar de nuestra geografía. El mejor lugar para observarlo será el archipiélago de las Islas Baleares.

Descarga de archivo PDF con los datos principales de la ocultación
Para conocer la hora a la que podremos observar la ocultación de cada una de las dos estrellas, debemos conocer previamente nuestras coordenadas, y consultar la columna “Universal Time” (Tiempo Universal). Para hallar la Hora Local, sumaremos 1 hora al Tiempo Universal.

Página con la información más completa de todas las ocultaciones en Europa hasta final de año .

Página sobre ocultaciones (Lunar Grazing Occultations)

Publicado en Astronomía, Observación y telescopios | Comments Off on Costa mediterránea: ocultación de las Pléyades
October 10th, 2008

Un grupo de científicos ha revelado que la vida inteligente de otros planetas sería capaz de detectar que la Tierra está habitada si entraran en contacto con una roca de las Islas Orcadas (Escocia).

Noticia original: Physorg (2 de octubre de 2008)

El pedazo de roca, especialmente preparado por la Universidad de Aberdeen, fue lanzado al espacio adosado a una nave espacial rusa, en septiembre del año pasado, como parte integrante de una misión de la Agencia Espacial Europea.

Los estudios de la parte de la roca que sobrevivió al viaje han mostrado que, de haber aterrizado como un meteorito en la superficie de un lejano planeta y de haber sido estudiada por una forma de vida extraterrestre, sus formaciones químicas habrían demostrado que la vida existe en otros planetas.

Los hallazgos desvelan que la información química encontrada en el interior de la roca sobrevivió a los rigurosos procesos de reentrada en la atmósfera de la Tierra, después de estar orbitándola durante doce días. Estos compuestos químicos, que existen en la roca debido a procesos biológicos y que no podrían haberse formado por casualidad, habrían probado la existencia de vida en el planeta desde el que la roca hubiera llegado.

El catedrático John Parnell, de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Universidad de Aberdeen, que lideró el estudio junto a su colega el Dr. Stepehn Borden, presentará sus descubrimientos de la roca que viajó por el espacio en las Jornadas del Observatorio de Edimburgo: “La habitabilidad de nuestra galaxia”, que se celebrará en Edimburgo la semana próxima (N. del T.- Quiere decir la semana del miércoles 8 de octubre).

El catedrático Parnell dijo: “La pieza de roca especialmente preparada de las Islas Orcadas formó parte de la misión no tripulada Foton M3 , dirigida a examinar el comportamiento de la roca al ser expuesta a las temperaturas extremas relacionadas con su reentrada a través de la atmósfera de la Tierra.

”Tres cuartas parte de la roca, que tenía el tamaño de un pastel, se desintegraron durante el experimento. Sin embargo, la cuarta parte que regresó a la Tierra nos demuestra que, si una forma de vida inteligente hubiera contactado con la roca, les habría proporcionado pruebas de que existe vida en otro planeta.

”Si hubieran analizado científicamente la roca, la información química obtenida habría indicado que había restos que alguna forma de vida habría incorporado a la roca, ya que todos esos compuestos químicos no podrían existir o ser creados por casualidad. En este caso, la roca contiene restos de algas primitivas que vivieron en la región de las Islas Orcadas hace unos 400 millones de años. Si encontráramos restos semejantes en un meteorito que llegara de otro mundo, sería tremendamente excitante.

”Se escogió esta roca de las Orcadas por sus robustas cualidades, que la hicieron tener más posibilidades de sobrevivir a las duras condiciones que tuvo que resistir durante la re-entrada a la atmósfera terrestre, y por su rica naturaleza orgánica que le daba una firma química que pudiera ser buscada después del experimento.”

La roca fue lanzada al espacio junto con otros 35 experimentos, de ciencias físicas y de la vida, de la Agencia Espacial Europea.

El catedrático Parnell dijo: “Los hallazgos del experimento nos dicen que deberíamos mirar muy cuidadosamente los meteoritos que desde Marte lleguen a la Tierra, en caso de que muestren signos de cualquier tipo de vida que pudiera haber existido allí alguna vez.

Publicado en Astrobiología | Comments Off on Una roca que viajó por el espacio revela datos sobre la detección de vida en otros planetas
  •  

     

  •  

     

  •  

     

     

     

  • Etiquetas

  •  

     

  • Archivo de publicaciones

  •  

     

  •  

     

  • Mapa del sitio

  • ?>